viernes, 5 de agosto de 2011

De ahora en adelante trasnochos estará en Wordpress

Desde hoy y hasta que deje de escribir (si es que Tumblr no me manipula), trasnochos estará en
www.duperret.net
o en
duperret.wordpress.com

Dejen su correo en el formato y les llegará de primera mano las entradas que vaya publicando.

No más rosa... ahora todo es como yo.

miércoles, 27 de julio de 2011

Del Joe


Como dije en Twitter hace un par de horas, "la gente que me conoce bien sabe que me gustan los negros, así que me voy a beber unas frías y luego vengo inspirada a escribir sobre el Joe". Ya me tomé las respectivas águilas en honor a mi papá (como siempre) y he llegado a escribir.

El Joe es bello. Y solo quiero escribir para relatar los momentos (bueno, los que recuerdo) en que el Joe ha estado en mi vida.

Lo primero que recuerdo, es La Rebelión, canción que nos recuerda que la colonia no fue una época espectacular como nos la quieren enseñar en el colegio y que siempre ha sido la canción de mi hermanita... "oye men, no le pegue a la negra; oye, esa negra se me respeta; que aún se escucha en la verja; no, no, no, no, no, no; no le pegue a la jeva".

Luego viene a mi memoria la canción Pa'l bailador, dado que la letra me llamó mucho la atención porque decía "tanga" pero yo, como siempre perdida, escuchaba "nalga"... creo que aún la canto así. "tiene que apretar la nalga; tiene que mover la espalda; y la colita como zángano".

Ya más adolescente en mi mal bailar, compartí una pieza del Joe con el hermanito de una amiga mía... el pelaíto bailaba delicioso y yo le gustaba a él. Ahora, él me gusta a mí pero está muy guapo, ya está casado y bueno, está "out of my league". ¿La canción? Tal para cual. También entendía mal la letra, como siempre... "y ese men te tuvo a mi modo; en punto, tu obsesión, con pasión yo la medí; y ese men te tuvo a mi modo; y es que está buenísima".

Luego viene Rey que me contó que cuando era niño cantaba "tamarindo seco se le cae en la sopa", cuando en verdad dice "tamarindo seco se le caen las hojas; agua derramada no hay quien la recoja". Ay, esta historia me da demasiada risa.



Ya en la universidad, una de mis compañeras, una tal Consuelo, salió en el video de Ella y tú. Se ve más linda en persona, para ser sincera. "Ella y tu mi amor me tienen loco y desesperado; ella y tu mi bien me tienen mal sin saber que hago; ella y tu mi amor me tienen loco y desesperado; ella y tu mi bien me tienen mal sin saber que hago".

Unos semestres después, en la Norte también, Esmeral cantaba La Tortuga con Raulito. La letra de esa canción es de las más absurdas y a la vez más pegajosas del Joe; bueno, para mí. Pero la cantaba en español y en inglés. "Estaba la tortuga bajo del agua, bajo del agua, bajo del agua; haciendo sus ruidos, como cosa rara". Y en inglés: "there was the turtle under the water, under the water, under the water; making some noises, like a weird thing".

Estando en Bogotá mi mamá me pidió de regalo de cumpleaños el libro de Mauricio Silva Guzmán, "El centurión de la noche-Joe Arroyo, una vida cantada". Le llegó a su casa en Cartagena el 19 de mayo, el día de su cumpleaños y se lo leyó en dos días. De ese libro saqué las imágenes que en esta entrada ven. Mañana me lo empiezo a leer.

Para mi matrimonio tambíén apareció el Joe, de nuevo con La Rebelión. Me veo bailando en círculo con mis hermanas, la negra y Silvy, y mi tío Alfonso... bueno, ellas bailando y yo brincando como un grillo.

Eso me trae el recuerdo más permanente. No sé bailar. Siempre quise aprender a bailar salsa para moverme al son de todas las canciones del Joe. Es que cuando oigo su voz, aguda o grave de acuerdo a la época, de verdad que el cuerpo me empieza a saltar sin planearlo, sin querer. Ahí es cuando se dan cuenta que soy costeña.

Para terminar el listado, bueno, el Joe y mi papá se fueron jóvenes, con pasiones muy claras: las mujeres, la rumba... y lo demás. Ambos empezaron desde niños: el Joe grabó su primera canción a los 14 años y mi papá empezó a trabajar en la única empresa en que se desempeñó a la misma edad. Espero que hoy estén allá bailando en una sola baldosa, con otros dos papás de unas amigas que quiero mucho: Adry y Diani (sí, en diminutivo, como si fueran porristas o uno de los personajes de los cuadernos de Norma, Peluches... canten conmigo: "nuevos cuadernos Peluches de Norma, tiernísimos").


De algo me enteré hoy mientras hojeaba el libro de Silva: el "men" salió en La Rolling Stone. Cito: "Una piedra rodante 2004. En marzo de 2004, el Joe apareció en la portada de Rolling Stone versión Latinoamérica. Marta Orrantía, directora por entonces de la revista para la zona andina, dijo: 'llegamos a la conclusión de que el Joe es un roquero nato. La pregunta es: ¿qué otro músico en Colombia alcanzó tal éxito, cantó su verdad de semejante manera, innovó en los ritmos, vivió a profundidad los excesos de las drogas y el alcohol, y fue ídolo a rabiar de su pueblo? La respuestra es muy fácil: ninguno más que el Joe'".

Hay otras canciones que no tienen historia en esta entrada, pero me encantan, como En Barranquilla me quedo, Sabré olvidar y Centurión de la noche. También La noche que la cantó Don Omar y Juanes, cada uno por su lado. El man, Álvaro José Arroyo, se ganó 18 congos de oro en el Carnaval de Barranquilla y hasta dijo que la mano le olía a cobre de tanto congo que había ganado, por eso, el Carnaval se inventó un premio, llamado algo así como el Super Congo, para que dejara a otros ganar. Y ni hablar del baile... eso no se puede describir.

Termino esta entrada con la letra del Centurión de la noche, porque de verdad que no importa cuántos años pasen, no importa qué tan exitosa o perdedora sea, de verdad que el sueño y yo no somos mejores amigos... ni siquiera nos caemos bien.

Aurora, soy centurión de la noche
aurora, mírame aquí sin dormir...
No sé qué es lo que duele sin sentir
pero tengo en el alma mi sufrir
centurión de la noche me volví
mírame aquí, sin dormir.
Aurora, soy centurión de la noche
aurora, mírame aquí sin dormir...
Uy, ay, uy no dormí
uy, ay, uy no dormí
uy, ay, uy no dormí
uy no, uy no dormí
a la patica, y la peloti también
Oh, llegó el alba, el alba
y me atormentará otra vez
ay, en la ventana ver
madrugada caer, desvanecer.
Oye Juan Carlos Coronell
en Cartagena la bella...
Centurión de la noche
sí, anoche la pasé igual que ayer
en vela, en vela.
sí mamá, mademoiselle
oh, el rocío caer.
Centurión de la noche, de la noche
de la noche, sin liberar nada.
Centurión de la noche, de la noche
como lo goza la Arenosa.
Oh, llegó el alba, el alba
y me atormentará otra vez
oh, en la ventana ver
madrugada caer, desvanecer
Si mamá, mademoiselle
oh, el rocío caer.
Centurión de la noche, de la noche
de la noche, sin liberar nada.
Y comienza el amanecer
y ya viene el amanecer
el rocío humedecerá mis pupilas al alba
Centurión de la noche.
sí, mamá, mademoiselle
oh, el rocío caer.

Soy cartagenera pero nací en Barranquilla. De Barranquilla me gusta que la ciudad y su gente acogieron al Joe... y allá murió, allá lo enterrarán. En fin, allá se quedó.

sábado, 23 de julio de 2011

Un sábado en marcas...

Son las 3:22, acabo de llegar de tomarme una botella de vino rosado y nada que me puedo dormir... aprovecho, entonces, y les cuento que hace meses quería hacer mi día en marcas. Al parecer, la idea fue de una blogger en el 2008, Jane, cuyo blog se llamaba Jane Sample (wordpress); ya no existe. El día en marcas de ella era más simpático porque estaba constituido en logos... yo lo voy a narrar. Aquí está el de Jane:






Mi relato a través de marcas lo hice el sábado pasado y quedó así:
7:45 BlackBerry (Canadá) - alarma. Qué mamera.
7:50 Samsung (Corea) - la nevera que me provee de agua y hielo todos los días al levantarme. Duermo con la boca abierta y me despierto con mucha sed.
7:55 Protex de Colgate Palmolive (Estados Unidos); otro jabón, de Johnson & Johnson (Estados Unidos); Lactacyd de GlaxoSmithKline (Reino Unido); papel higíénico Scott de Kimberly-Clark (Estados Unidos) - el baño, que raramente tomo antes de desayunar.
8:10 LG (Corea); polvo de Johnson & Johnson (Estados Unidos); Lady Speed Stick de Colgate Palmolive (Estados Unidos); splash de Pink -submarca de Victoria's Secret (Estados Unidos); Carefree de Stayfree (Estados Unidos); La Senza (Canadá); Gef (Colombia); Xiomy de Topitop (Perú); Ray Ban (antes de Italia, ahora de Estados Unidos); Tennis (Colombia) - aún no sé si me demoro más bañándome o vistiéndome. LG es la marca del aire acondicionado del cuarto de mi mamá... no hay poder humano que me haga vestir sin ese aparato.
8:30 Leche Alquería (Colombia); bollo limpio (Colombia... costeñísimo); suero Atoyabuey (de nuevo, costeñísimo); Juan Valdez (Colombia), azúcar Riopaila (Colombia) - el desayuno, la mejor comida del día, lo más colombiano de mi vida.
9:00 Axion de Colgate Palmolive (Estados Unidos); Bon Bril de Clorox (Colombia) - no es lo común, pero me tocó lavar los platos, una de las cosas que más detesto. Por eso yo cocino.
9:05 Nivea Visage de Beiersdorf (primero de Polonia, ahora de Alemania); La Roche-Posay (Francia); Almay de Revlon (Estados Unidos); Lancôme de L'Oréal (Francia); Ágatha Ruiz de la Prada (España) - de verdad me sorprendió que la mayoría de cosas que me unto en la cara sean europeas.
9:15 Renault Citius (Francia... ensamblados en Colombia) - ese día me tocó pagar taxi.
9:35 Marlboro Gold (Estados Unidos); BIC (Francia); Manantial de Coca Cola (Estados Unidos) - odio que me hagan esperar, entonces me fumé "par" con la negra tomando agua porque paso deshidratada en Cartagena.
10:00 Hyundai Tucson (Corea) - me fueron a buscar, pues yo sola no me ubico ni en la ciudad que me vio crecer... 18 años viví en Cartagena y si no voy por la ruta de siempre, no llego.
10:30 Legis (Colombia); Kilométrico de Paper Mate (Estados Unidos) - mi agenda y mi lapicero que me ayudan a recordar todo lo que debo tener en mente en el proceso de mi papá... mi memoria no es buena, lo he reiterado hasta el cansancio.
11:20 Hyundai Tucson (Corea) - de regreso y me dejaron en casita.
12:00 Samsung (Corea) - agua con hielo, de nuevo... tomo mucha agua.
12:20 Papel higíénico Scott de Kimberly-Clark (Estados Unidos); Johnson & Johnson (Estados Unidos) - con tanta agua... y ¡lávense las manos después, por favor!
12:30 Bimbo (México); Americana (Colombia); Fruco (Colombia); queso costeño (claro que Colombia), Nestea de Nestle (Suiza) - llegando a esa hora y con mucha hambre, tocó perro caliente. Mi mamá ha renunciado a cocinar mientras estemos la negra y yo bajo su techo... ¡y mantenidas!
12:50 Marlboro Gold (Estados Unidos); BIC (Francia); Samsung (Corea) - agua de nuevo.
13:10 Colgate Palmolive (Estados Unidos).
13:15 Sony (Japón); Friends de Warner (Estados Unidos); Samsung (Corea) - mirando por enésima vez mis DVDs de la serie mientras empezaban los partidos de la Copa América.
13:55 Papel higíénico Scott de Kimberly-Clark (Estados Unidos); Johnson & Johnson (Estados Unidos).
14:00 Gol Caracol (Colombia); Cerveza Aguila de Bavaria, ahora de Sab Miller (Colombia... Sab nació en Suráfrica y luego fue estadounidense) -  ya no tomo Club Colombia, tomo Aguila en honor a mi papá.
14:50 Dell (Estados Unidos); Blogger de Google (Estados Unidos) - me tocó venir a escribir en el medio tiempo de ese partido sobre un comercial de Aguila que me estaba volviendo loca porque los protagonistas eran cachacos que no saben bailar.
15:00 Gol Caracol (Colombia); Cerveza Aguila de Bavaria, ahora de Sab Miller (ya expliqué...)
16:00 Marlboro Gold (Estados Unidos); BIC (Francia); Cerveza Aguila de Bavaria, ahora de Sab Miller.
19:25 Papel higíénico Scott de Kimberly-Clark (Estados Unidos)
19:30 Protex de Colgate Palmolive (Estados Unidos); otro jabón, de Johnson & Johnson (Estados Unidos); Lactacyd de GlaxoSmithKline (Reino Unido) - salí y me bañé otra vez. Tengo cuatro meses en Cartagena y he cambiado de desodorantes tres veces. Sin comentarios.
19:55 LG (Corea); polvo de Johnson & Johnson (Estados Unidos); Lady Speed Stick de Colgate Palmolive (Estados Unidos); Carefree de Stayfree (Estados Unidos); La Senza (Canadá); Duperret(Colombia); Ray Ban (ya expliqué); Laura G (Colombia) - no podía pasar este día en marcas sin ponerme ropa de mi marca y un bolso del almacén de mi mami.
20:25 Nivea Visage de Beiersdorf (ya expliqué); Almay de Revlon (Estados Unidos); Lancôme de L'Oréal (Francia); Maybelline de L'Oréal (Francia); Agua Ella de Loewe (España).
21:15 Rimax (Colombia); Grand Old Parr (Escocia); Marlboro Gold (Estados Unidos); BIC (Francia).
...
...
...
¿? Vale (Colombia... las llaves); Nivea de Beiersdorf (ya expliqué); Papel higíénico Scott de Kimberly-Clark (Estados Unidos); Johnson & Johnson (Estados Unidos) - la piyama es home made... entonces es Laura G (Colombia).

Valga aclarar que todo lo hago siempre con el BlackBerry en la mano... o como le llaman, el CrackBerry, porque uno se vuelve adicto a ese aparato.

He finalizado... esto ya no es insomnio sino madrugada... llevo escribiendo esto desde las 3:22 a.m. ¿Será que duermo?

La mayoría de las marcas fueron gringas, ¿cierto? No di para contar... ya es muy temprano.


Más info (como mucha de la que se encuentra en Internet, superficial) sobre el día en marcas en:
http://www.enteratedeesto.com/2009/06/un-dia-en-marcas-y-logos/
http://www.abinarylife.com/2008/05/a-day-in-brands/
http://www.underconsideration.com/brandnew/archives/in_brief_a_day_experienced_thr.php

jueves, 21 de julio de 2011

Planes cercanos y fútbol

He decidido las siguientes acciones:
1. A más tardar el domingo escribiré sobre "mi día en marcas", idea de Pepe Caracas... no es lo más innovador pero es original porque es MI día en marcas.
2. Pasaré el blog a Wordpress, reemplazando la información que tengo en http://www.duperret.net/ (duperret.wordpress.com), ya que me desentendí del negocio... y de muchas cosas más.
3. Estaré de nuevo en Facebook más temprano que tarde, cuando sienta que llegó a la hora de volver a esa red llena de voyeristas y exhibicionistas, con nuevas noticias y nuevas personas.


Esta foto dice mucho, ¿no? Juzguen ustedes. (Crédito: elpais.com.co)

Aprovecho para decir que la Copa América estuvo casi que al revés... sacan a Brasil y a Argentina en cuartos; Venezuela casi le gana a Paraguay (bendito sea el arquero de esta selcción); Argentina sufrió dolorosamente con Costa Rica, cuya selección estaba poblada de sub 20s; Brasil se comió tres penaltis (qué felicidad) y Tévez (no cualquiera, Tévez) se comió el suyo... Otras cosas no cambian: Colombia juega como nunca y pierde como casi siempre, Bolivia y Ecuador son unos aburridos y Uruguay con Forlán y Suárez es lo mejorcito que se pudo ver. Muy pocos goles en toda la Copa... Colombia me gustó. Nos hace falta un 10. La final me llama la atención pero el partido por el tercer puesto no lo pienso ver.

Extraño a mi papá, pues con él hubiera mamado mucho gallo sobre esta Copa América al revés y le hubiera picado la lengua diciéndole que la final sería entre Perú y Venezuela. Quise sacar (más de lo normal) el hombre que hay en mí y me vi el 80 por ciento de los partidos, buscando buen fútbol... no lo encontré.

Por bb me llegó la siguiente cadena: "más colombiano que querer que Argentina pierda siempre". Me dio mucha risa, pero no soy de esos colombianos.

sábado, 9 de julio de 2011

Corriendo en el medio tiempo

¿Quiénes bailan al celebrar un gol (al menos bailan bien)? Los costeños; sin importar de dónde sean, los que están cerca del mar son los que bailan al celebrar un gol... barranquilleros, chocoanos, caleños... Entonces no entiendo el comercial de Cerveza Aguila con el slogan "bienvenidos al país donde el fútbol se baila" y salen un montón de cachacos sin ritmo.

Saben que no tengo nada en contra de los cachacos, pues tengo algunos amigos de allá, pero ¡carajo! Aguila podía hacer un buen casting y hacer un buen comercial.

Es que los comerciales de Aguila solían ser geniales, te daban ganas de bailar y cantar (y yo ni bailo ni canto). De hecho, y guardando las proporciones, los jingles de Aguila eran lo mas parecido que Colombia tenía a los Coca- Cola. Ahora nos toca escuchar una pseudo-salsa bien aburrida.

Ya. Debía sacarlo del sistema. Me voy corriendo a seguir viendo el partido Paraguay-Brasil... Odio a Brasil.

Si alguien consigue el link del video del comercial de Aguila al que me refiero, por favor, pásenmelo.

martes, 5 de julio de 2011

De engaños virtuales que saltan a la realidad

Definitivamente, este blog no pudo tener mejor nombre. Son las 12:09 am y aunque tengo un miligramo de alprazolam encima, no puedo dormir.

Desde que pasó lo de mi papá me he retirado un poco del mundo virtual. No hay ánimos, ni hay tiempo y mi intolerancia a lo superfluo ha crecido. No cerré la cuenta de Facebook para hacerme la interesante, la cerré porque si la gente enloquece felicitándote por tu cumpleaños, no me quiero imaginar cómo sería mi “wall” lleno de pésames de personas que casi no trato.

Un cuatro de julio, irónicamente, pues soy bien anti-imperialista (¡ja! falso, siempre soñé con unas Ray-Ban), tuve una revelación. Me di cuenta que mucha gente insegura se defiende detrás de la pantalla de un computador para sopesar la falta de carácter. Es así como están pendientes del número de comentarios que dejan sus amigos en FB debajo del estatus, o de los “followers” que llevan en Twitter, o de la cantidad de visitas en el blog… y claro, también tienen el ojo puesto en las estadísticas de otras redes sociales que no conozco, y que no me voy a poner a buscar en Google a esta hora para que ustedes crean que tengo mucho conocimiento al respecto. No, yo no soy falsa, yo no engaño.

Quien sepa para qué se inventó Twitter tendrá en mente que no es para poner los antojos alimentarios del día, ni para hacerse el intelectual diciendo que el lunes huele a papaya (o sea, a mierda) o que los dolores de cabeza son de color violeta. Tampoco son para hacerse el coqueto o la calienta huevos escribiendo mensajes semiporno, cuando tienen la espalda llena de granos o son gordas con baja autoestima, o para usar # y @ para demostrar que saben cómo utilizar la red. Pero este tipo de “tuiteros” son los más seguidos. Si hay alguien más patético que quien le da color u olor a los días, es el seguidor que le escribe que extraña sus tweets a las 11 de la noche un sábado. Y es que el mundo virtual da para todo…

Lola @Cartacho dijo (12:24 a.m.):
hola
Saruman the White dijo (12:24 a.m.):
hola, como vas?
Lola @Cartacho dijo (12:24 a.m.):
aquí, un poco trasnochada y tu?
Saruman the White dijo (12:25 a.m.):
terminando un trabajo para la u sobre Jim Jarmusch
Saruman the White dijo (12:25 a.m.):
sabes quien es?
Lola @Cartacho dijo (12:27 a.m.):
si, claro… la última peli que me vi de el aca en cine fue café y cigarrillos

Después de eso, Saruman the White no volvió a hablar. Lola se demoró dos minutos en buscar en Google (después de hacerle copy-paste al nombre, porque la madre si lo pudo escribir de memoria) y le pareció interesante ese nombre de película, me imagino que fue el primer título que vio, y pues claro, se le dio por decir que la vio en las salas de Cine Colombia en Cartagena…

Es fácil hacerse el interesante cuando no te ven la cara, cuando tienes tiempo de “googlear” cualquier cosa.

Un día en chat Lola tiene la buena suerte de encontrar un tipo que le creyó la actuación virtual. ¿Tuvieron “virtual sex”? No sé, es posible… y si fue así, fue muy bueno, porque Lola dejó de ser ella para amoldarse a ese tipo que se hacía llamar en la web “el Marlborito” (sí, con R, hay gente que no sabe que lleva esa R).

A Lola le gustaba beber, fumar marihuana, bailar salsa hasta que los pies lloraban y dormir hasta tarde porque se acostaba en la madrugada conectada. Los fines de semana le gustaba ir a la playita a seguir bebiendo porque, como dicen, para que no te dé guayabo, pues no pares de tomar.

Al Marlborito le gustaba leer, ver películas (buenas, malas y pésimas) y no bailaba porque ni siquiera podía cantar y aplaudir al son de los “pollitos dicen”. Se levantaba temprano hasta los domingos y, por supuesto, no bebía. Fumaba Marlboro rojo en ayunas.

Mucho tiempo la relación se llevó por chat (de msn, de Facebook, luego el BB, por supuesto) y Lola tuvo todo el tiempo de armar el personaje que le gustaría al Marlborito. Ella creía estar completamente enamorada de él y cometió la gran estupidez de dejar de ser ella para convertirse en ese personaje, pues la relación ya empezó a hacerse física. Entonces, poco a poco, dejó de ir a la playita los fines de semana y, por ende, dejó el alcohol, y nada de ir a Barranquilla a la Troja porque al Marlborito no le gustaba esa vaina. Claro, tampoco podía ir donde Fidel en Cartagena, pues ya eran más los días que dormían en la casa del otro que cada uno en la suya.

Así pasó el tiempo y Lola vivió esa vida que no era su vida. Empezó a ver películas piratas que le gustaban al Marlborito en el TV de 55 pulgadas, con Blue-Ray y home theater… bueno, no las veía, se las dormía mientras soñaba que estaba sudando la gota apasionada en La Troja. Ella empezó a estar más gruñona, amargada y ni ella misma sabía por qué. Un día se levantó a las tres de la madrugada, mientras su novio dormía, salió a la sala con el laptop y empezó a chatear como la hacía cuando estaba soltera. Se dio cuenta de cuánto extrañaba chatear, hablar pendejadas por Internet, actuar personajes de acuerdo a la persona con la que hablaba… y fue ahí cuando encontró un tipo cervecero que se hacía llamar “El propio Lavoe” y recordó lo bien que la pasaba bailando y bebiendo. Así, mandó al Marlborito al carajo.

A mí me gusta el mundo virtual y en el fondo, es posible que todos tengamos una inseguridad que nos permita pensar que detrás de esta pantalla, podemos ser más interesantes. Me imagino que por eso tengo un blog rosa. Es la 1:01 am, aún no tengo sueño, hoy no hay foto que compartir. Solo puedo terminar esta entrada diciendo que aún no sé qué es peor… engañarse a uno mismo o engañar a los demás en medio de este exceso de desinformación, paranoia y superficialidad del mundo virtual. Peor aún, cuando levantan el culo de la silla y siguen engañando.

PD: al loco Argüello le gustaba Jarmusch y con él me vi Coffee and Cigarettes... lo que no recuerdo es si logró que me viera Ghost Dog...

viernes, 3 de junio de 2011

De situaciones increíbles

                                                                                  Esta es mi foto favorita con mi papá

Hoy me cuestionaron:
“Dime, ¿qué más debí haber hecho?
¿No acaba todo, al fin y al cabo, muriendo, y tan pronto?
Dime, ¿qué planeas hacer
con tu vida preciosa, salvaje, única?”

Mi papá, mi hombre favorito, hoy cumple dos meses de haber sido arrebatado de mi lado y, hace cinco días, el hombre de mi vida me pidió el divorcio.

Siento que así como a los bebés les introducen por el ano un hisopo para cagar, la vida cogió mi cabeza para librarse del estreñimiento y me bañó en mierda.

No es cuestión de justicia, de merecer, pero siempre estuve completamente enamorada de mi esposo, así el matrimonio no fuera perfecto. Yo era feliz. Al parecer, él no. Yo, transparente, hablo todo lo que me molesta y lo que no (porque mujer que no joda es hombre) y él, como buen macho, todo se lo calló y me abandonó a los 57 días del fallecimiento de mi papá. Los mismos 57 días que llevo en otra ciudad, en la ciudad de mi papá, tratando de hacer justicia.

Mi esposo no quiere estar conmigo: decidió cancelar nuestro viaje a Canadá con pasajes comprados para el 21 de junio, ya había renunciado a su trabajo, no tiene casa ni cama porque ya todo estaba listo para irnos.

Con dolor, decepción, sorpresa, me pregunto qué hice mal, qué tantos momentos despreciables le hice sufrir que decidió renunciar a sus sueños con tal de no seguir conmigo.

Lamentable, me siento engañada; yo era feliz. Y él nunca me advirtió que, si yo seguía con X o Y comportamiento, se largaría. Solo me pidió el divorcio. ¿O será que así sí encaja el famoso "no eres tú, soy yo"?

Lo consentí, cuidé y regañé como a un hijo. Error.

Mujeres: nosotras estamos para recibir y adular. Reciban regalos, atenciones, protección, sonrían y den las gracias. Limítense a tener sexo y, de acuerdo a su preferencia, hagan deporte, trabajen, lean o escriban. Adulen a sus maridos; es necesario decirles cuánto los admiran, los veneran, lo orgullosas que si sienten de ellos. No los protejan… ellos son los que deben proteger. Sean dependientes de ellos y nunca se les ocurra solucionarles los problemas o ayudarlos a hacerlo porque pueden ofenderse o sentirse inútiles.

Claro, nunca den nada por sentado.

Hoy no solo lloro al ver las fotos espectaculares de mi papito conmigo, ese galán enamorado de mí, de su cachetona. También lloro al ver la cara de mi Dieguito feliz, ya solo en las fotos tomadas en un pasado.

¿Qué quedan? Recuerdos, unos quedan conmigo, otros se irán con el tiempo, el viento, el agua y el polvo, porque mi memoria es cualquier cosa menos prodigiosa. Por eso no soy rencorosa. También queda un tatuaje en cada brazo, uno de cada uno de los hombres más importantes de mi vida en la actualidad.

Y digo en la actualidad porque mi papá está ayer, hoy y siempre… el man es eterno. Diego, si no regresa (que como lo conozco, sé que no lo hará, y sólo yo sé cómo duele), pasará a una carpeta recóndita de mi disco duro llamado memoria no confiable y dispersa.

Situaciones como estas lo dejan a uno devastado. El asesinato de un padre no se supera… pero de amor no se muere nadie. Como dijo mi profesor de universidad, Jair, el amor es eterno mientras dura… para mí aún es eterno porque lo adoro, porque mi único sueno era envejecer con él.

Gracias a mi mamita, a mis hermanitas, a mi hermanito, a Adry y a Jose por todo el apoyo recibido. No hay cómo pagarles. Los amo.

La firma de mi amado padre... el invencible, el man más la verga.


                                                                                    El tatuaje que tenemos Diego y yo...

sábado, 26 de febrero de 2011

De muertos

Esta en una entrada para expresar lo que siento en estos momentos.

La muerte es algo que no nos gusta... unos le tienen miedo al hecho de morirse, otros no se imaginan no volver a ver a sus seres queridos. A mí lo que no me gusta es lo que la muerte de seres queridos le produce a la gente que más quiero.

Me siento impotente, ¿los abrazo?,¿les agarro la mano?, ¿qué les digo, "lo siento"? De verdad que yo no siento NADA en comparación con ellos. ¿Les digo "mi sentido pésame"? Aún me pregunto qué significa esa frase tan pasada de moda. Y si estoy lejos y me toca por teléfono, ¡peor!

Realmente, si es un muerto mío (familiares cercanos, sin incluir padres), no estoy de acuerdo con verlos en el ataúd, fríos, verdes, sin vida. Prefiero recordarlos como la última vez que los vi, cuando, por más enfermos que estuvieran, su piel aún estaba caliente. En serio considero que ver a un muerto en el ataúd es morboso... y uno no debe ser morboso con un ser querido. ¡Mucho menos tomarle fotos!

Creo que yo (y reitero que este blog no es más que mi opinión, lamento herir susceptibilidades) solo iría al ataúd a ver a mi papá, a mi mamá y a mi esposo... porque realmente NECESITO despedirme de ellos, por más duro que me dé verlos ahí, marchitos... sigue siendo morboso, pero incluso, si no hay vidrio, los cogería, los abrazaría, los tocaría hasta que me quitaran.

Una vez conocí a una señora feliz... de esas que no se alteran por fala de plata, trancones, gordura, nada. Le pregunté por qué ella era así, tan "valeverga" en el buen sentido de la palabra y me dijo "pues, primero se murió mi papá, luego mi mamá... después de eso, no hay dolor que me afecte. No hay nada en este mundo que supere ese dolor ni esa sensación". La comprendo.

Todo lo que rodea la muerte es macabro. Empecemos porque se ha vuelto un negocio y si no tienes plata para comprar el lote, te toca arrendarlo y a los 10 años te dan los huesos y tu verás qué haces con eso. Además, es algo social: los grupitos de gente que hace rato no se veían se ponen a "ponerse al día"; la pinta de negro tiene que ser buena, y bueno, el doliente tiene que darle de comer y beber a los que llegaron. Y si soy visitante, no sé qué hacer en el velorio; veo a toda la gente llorando y no sé cómo acercarme...

Y ni hablar del entierro. Siempre digo que es mejor una cremación. Independientemente que el cuerpo salte en las llamas, explote, se frite, ya la persona está muerta y uno, como doliente o acompañante del doliente, no ve más. Pero la enterrada es de las cosas que me agua el ojo hasta en las películas más baratas. Nada más horrible que ver cómo el ataúd baja a la más lenta velocidad, mientras, al menos, un par de personas se arrodillan, queriendo irse en el hueco con su ser amado. Y, cuando por fin el ataúd llega al fondo, la tirada de tierra, de flores... no. De verdad, son cosas que siento que son muy íntimas.

Esta entrada va sin foto y la dedico a mi papá, que en estos días tuvo el dolor más grande de su vida. La muerte de mi abuela puede que le produzca muchos sentiemientos negativos, pero creo que le devolvió la fe. Esa noche no pudo dormir, le dolía el estómago y a las 5 de la mañana sintió la imperativa necesidad de llamar a su hermana y preguntar por su mamá; le dijeron que había muerto. "Es de miedo, nena", me dijo. Sí, es de miedo que tu mamá no te deje dormir mientras se despide de ti. Eso devuelve la fe.

Estuve lejos; me tocó llamar ocho veces al día, o más, porque la impotencia de no estar allá (así no supiera qué hacer, ¿abrazarlo? ¿llorar con él? ¿hacerme la fuerte?) me estaba matando.

Tarde, pero tres días después, llego a Cartagena a darle el abrazo a mi papá... el abrazo "rompe costillas" que él me prometió.

Quizás no debería ser así; quizás no debería decirlo, pero, algo sí me gustó de la muerte... nos unió. Nunca había consentido así a mi papá y creo que no lo dejaré de hacer. "En vida", dicen por ahí.

jueves, 13 de enero de 2011

Insomnio

A lo largo de mis 28 años he sufrido de insomnio dos veces. La primera en la época escolar debido a inquietudes propias de muchos adolescentes, la segunda en la universidad por un amor… adolescente. El hecho es que, en mi caso, el insomnio siempre es producto de inconformidades, problemas, dolores, tristezas. El insomnio de los últimos días es distinto.

Los años pasan, y las cosas cambian o siguen iguales de acuerdo al ánimo que tengas al momento de analizar las cosas. Estas vacaciones han sido atípicas, pues, además de estar en Cartagena más tiempo de lo normal, he salido con mis amigas… en esas salidas aprendí que el turismo que llega a mi ciudad antes del 24 de diciembre es más “pupi” y que Cartagena este año no se llenó como los anteriores. Ah, bueno, también estoy aprendiendo a manejar una máquina de coser… tarea nada fácil.

Y bueno, me da insomnio. ¡En Cartagena! ¡De vacaciones!

Como mi primer episodio de insomnio fue escolar, quiero escribir sobre mi velada de hoy/ayer. Llegué hace una hora de verme con algunos de mis compañeros del colegio en que me gradué y, realmente, algunas cosas nunca cambian. Por más noventero u ochentero que suene, planearon la “reunión” del curso (ahora por BB) el día anterior y llegamos seis personas… de 27, y uno no se graduó con nosotros. Y las vainas siguen siendo las mismas. Empezando por la inasistencia, la ingratitud y, obvio, la impuntualidad. Claro, también persisten las buenas carcajadas.

Además de uno por ahí con “canta’o” distinto –ojo, “canta’o, no acento- porque lleva más de cuatro años al otro lado del océano, hablamos de las travesuras del uno y del otro, tenemos el mismo peinado (bueno, yo no), tenemos las mismas muletillas/frases desde hace 12 años, tartamudean los que siempre lo hicieron, aplauden las que siempre lo hicimos para celebrar un comentario, llevan la contraria los que solían hacerlo desde que tenían dientes de leche, y los que la sacaban del estadio con el “apunte”, no pierden esa buena costumbre.

Agradable. Tan agradable que no puedo dormir. Lo cierto es que a pesar que las cosas sigan iguales, fluyen, como el agua de un riachuelo, y ahora escuchan un poco más; hablan con una cadencia que hace 10 años ninguno podía tener.

De esas seis personas, creo que al menos dos sufrimos de insomnio, y en una muestra tan pequeña, el porcentaje es considerable.

A MM, DV, SM, LB y RF, gracias por una velada enriquecedora y graciosa.

RESUMEN 2010
No podía dejar pasar la primera entrada del 2011 sin hablar de lo que pasó el año pasado. Me interno en el 2011 (que es impar, pero al sumar sus dígitos da número par –y los pares no me gustan-) y no pensé mucho en los acontecimientos del 2010, como sí hice hace un par de años.

Sé que hubo dos conciertos que nunca olvidaré, Aerosmith y Greenday… este último me hizo saltar, cantar y bailar como nada y fui profundamente feliz. No hubo viajes, pero me leí unos libros que me hicieron conocer mundos y paisajes. En términos de noticias, recuerdo el terremoto de Haití y la sobre-exposición de los sucesos en los canales nacionales (claro, también tengo en mente la imagen de un periodista de ojos azules y pelo teñido de oscuro llorando; qué tenaz cubrir este tipo de tragedias); el problema en Chile y el despliegue mediático desde que quedaron enterrados, que aumentó cuando los empezaron a sacar; el terremoto en Chile, cuyas fotografías eran desgarradoras; la muerte del Mono Jojoy, de la cual me enteré por un mensaje que me envió por BB mi hermana mayor desde Caracas, y el escándalo Wikileaks.

También estuvo "el peor invierno de los últimos años". Lo pongo entre comillas porque lo cierto es que, si bien el de 2010 fue el peor, el de 2009 fue más trágico que el del año anterior y así sucesivamente. El de este año, lo auguro desde hoy, contará con las peores sequías y lluvias hasta el momento. De nuevo, las vainas siguen siendo iguales.

Sé que hay más, pero nunca me he destacado por mi buena memoria. Pero para mí este año se resume en mi negocio. Comí, respiré y soñé DUPERRET como nunca había vivido nada en mi vida y experimenté emociones encontradas, dificultades y gratificaciones de una sola fuente. No es nada fácil.

En lo macro, puedo concluir que los eventos de este año demostraron (¿re-demostraron?) la capacidad del ser humano en joder al planeta. En lo micro, ser empleado es cómodo en términos de pagos, pero nada más gratificante que trabajar para tu propio negocio. Reitero, nada fácil… Algunas veces extraño la certeza de devengar un sueldo; otras, no tanto.

APUNTES:
Los del salón no son los que impiden que yo duerma… pero aproveché la falta de sueño nocturno para escribir sobre ellos.

Uno puede decir ochentero, noventero. Pero, ¿cómo le decimos a las costumbres de la primera década del 2000? Si no tiene etiqueta, no pasa a la historia…

Lo que me tiene con este insomnio es la NOTICIA del año para mí. Pero de eso escribiré cuando tenga certezas, hechos… incluso fotos.

Les debo la foto de esta entrada... no creo que quieran ver la foto de seis cartageneros posando en la Plaza Santo Domingo como si fueran cachacos. No lo cojan personal, amigos cachacos.

jueves, 28 de octubre de 2010

Denuncia: más malos ratos...

Amedrantan, te piden todo, especialmente la tarjeta débito para sacarte la plata. "Bueno, relajados, yo solo estoy haciendo mi trabajo",
dijo con cinismo el tipo con la pistola; luego gritaba "mírenme cuando les hablo",
como si estuviera plenamente seguro de que nunca lo van a atrapar.
Foto por: sjhartsfield en Flickr.


Ayer mi hermana fue, a eso de las 11 y 30 de la noche, a la Comercial Papelera del Chicó con el novio; al salir, se dirigieron a la carrera 15 a buscar taxi y uno se acercó a la acera. Ellos pensaron que iban a dejar a algún pasajero, pero no, estaba vacío. Confiados, se montaron al taxi, para luego darse cuenta de cosas no comunes: los vidrios estaban empañados, las ventanas de atrás no bajaban, la silla del copiloto estaba inclinada hacia adelante y el taxista, que estaba en pantaloneta, jugaba con el equipo cambiando las canciones del CD que escuchaba.

El conductor se dirigió hacia la carrera 30 y el novio de mi hermana le preguntó que por dónde iba a coger, él le respondió que "por acá es lo mismo que por la carrera séptima". Siguió cambiando de canciones, lo que era una señal para un tipo, que estaba escondido acurrucado en el asiento del copiloto, donde se ponen los pies, tapado con una chaqueta. El segundo tipo salió con de su escondite con una pistola, al escuchar la canción que previamente habían acordado como señal para tal acción, cuando ya el taxi estaba bien perdido en la ciudad.

Amedrantan, te piden todo, especialmente la tarjeta débito para sacarte la plata. Paseo millonario. "Bueno, relajados, yo solo estoy haciendo mi trabajo", dijo con cinismo el tipo con la pistola; luego gritaba "mírenme cuando les hablo", como si estuviera plenamente seguro de que nunca lo van a atrapar.

Se le llevaron millón 200 mil al novio de mi hermanita. Luego los dejaron en una de las paralelas de la carrera 30, bien metidos en una calle llena de basura, diciéndoles que como miraran la placa, les dispararían. Mientras se bajaban, abrieron el baúl para no dejar ver la placa.

No cojan taxi en la calle, llámenlos siempre. Si les ha pasado algo así, díganme, porque el novio de mi hermana va a demandar; Bancolombia lo va a apoyar y está consiguiendo los videos del cajero. Sin duda alguna, están organizados, pues el taxi está completamente acondicionado para que la persona no pueda escapar ni pedir ayuda. El tipo escondido le decía exactamente al conductor por dónde coger mientras manejaba a toda velocidad por una oscura Bogotá. Abren el baúl y amenazan muy bien.

Las cosas siempre pueden ser peor, no los golpearon, no acosaron sexualmente a mi hermanita... tantas historias que he escuchado.

Sé que nadie llama los taxis cuando salen de rumbear, cuando salen de los centros comerciales y todos los taxis están ahí en fila esperando. Sé que da mamera esperar y que duelen los casi dos mil pesos que se pagan de recargo... pero todo eso es mejor a un mal rato.

Yo no lo viví y tengo miedo... sean precavidos. Uno no debe estar con temor al montarse a un taxi, estar pediente de la placa ni mandársela a nadie. Pero la realidad de nuestro país y, en especial, de la capital, es esa: hay que estar siempre a la defensiva.

Estos desgraciados están haciendo su diciembre con nosotros que sí trabajamos... denuncien siempre.

miércoles, 27 de octubre de 2010

De ferias y malos ratos…

Hoy quiero hablar de dos cosas… por un lado, de las ferias. Hoy entendí que solo debo asistir a ferias de diseño o de moda, y no a ferias de emprendedores, empresarios jóvenes, ni nada parecido. Mucho menos a la primera versión de alguna de ellas.


Estar donde hay artesanías no es conveniente. La gente colombiana que compra artesanías no valora lo artesanal, solo va buscando lo barato. Acabo de desistir de una feria donde había microempresarios que vendía desde antibacteriales, pasando por peluches, muñecos de navidad, ozonizadores y purificadores de agua, hasta sacos tejidos y chaquetas acolchadas. Esta última estaba al lado mío y las vendía hasta en 35 mil pesos. Claro, ¿cómo no van a ver las prendas de mi marca costosas cuando lo más económico que tengo es de 100 mil pesos y es una capa liviana y sin forrar? Eso daña el mercado y mal acostumbra a los consumidores. ¿Qué le ganan a esa chaqueta? ¿Cinco mil pesos?

Además, hay que ver las fechas. Los organizadores deberían tener eso en cuenta. Ante nada, no se debe asistir a ferias a finales de quincena y, mucho menos, si el fin de semana siguiente es largo (lunes festivo) o comercial (halloween). La gente no tiene plata del 10 al 14; ni del 25 al 29… y en esta ocasión particular, si tienen, es para la rumba de disfraces.

Hoy estaba desmontando cuando una mujer que había pasado ayer, regresó con su amiga. Me preguntó si estaba armando o si ya me iba, pues quería ver unas flores para el pelo. Le respondí que ya me iba; pero como vendedora y en beneficio del servicio al cliente, le dije que, si quería, le mostraba las flores porque las tenía a la mano. Las saqué, le dije que costaba $8.000 y me regateó… como siempre. Pues no le bajé el precio porque ese valor es justo, de verdad. Y se fueron. Al seguir empacando los jóvenes del stand vecino me contaron que la tipa interesada en las flores, cuando me di la vuelta para buscárselas, cuchicheó con la amiga “uy, está desesperada por vender”. ¿Ah? ¿!ué tal? ¿Se cree de mejor familia por el comentario? Me da risa, porque yo tengo un negocio y soy independiente, mientras ella sigue de empleada. Yo soy amable y la atiendo, y ella es una amargada. Ella regatea y yo le digo que no, y se queda sin comprar una flor que no conseguirá en otro lado, porque las hace mi mamá en Cartagena con telas que le han quedado de colecciones anteriores. Solo concluyo: pendeja.

El segundo tema del que quiero hablar es el paseo en los buses. Al regresar me monto al bus con la escarapela y cuando dos personas se bajan, aprovecha el habitante de la calle y se monta. Me da miedo. Me saluda: “Laura (con nombre y todo, por la escarapela), qué pena, pero me va a tocar pedirte una moneda”. La voz y el tono eran intimidantes/cordiales… y eso me da más miedo. Le dije “mira, mejor, te doy este almuerzo”, mientras le pasaba la bandeja de comida que el SENA nos dio por participar en la feria que les mencioné anteriormente. Feliz, se sentó y empezó a comer. El conductor del bus lo bajó a insultos. Y no me robaron.

Eso es todo por hoy.

jueves, 15 de julio de 2010

¿Cuál es el problema con una reina de Bogotá negra?

Ayer, por primera vez, fue elegida una mujer negra como señorita Bogotá y los noticieros empezaron a hacer encuestas en la calle preguntando ¿está usted de acuerdo con que la señorita Bogotá sea negra?

No importa la respuesta... creo que esas acciones demuestran racismo en un país que es cualquier cosa, menos ario.

La verdadera pregunta debería ser ¿está usted de acuerdo con que la señorita Bogotá sea de la Guajira?

Muchos dirán que no, pues una mujer nacida en otra ciudad no representa bien a la capital... otros pensarán que qué importa, pues no es la primera vez que los departamentos tienen una candidata nacida en otras latitudes...

Una entrada corta... es para ser constante y disciplinada en la escritura. Además, me quita el malgenio.

Ah sí, tengo malgenio porque estaba en Davivienda, haciendo cola en la fila de "Davilínea", es decir, la fila de las personas que tienen productos del banco, o sea, yo. Pero estuve ahí de pie mientras llamaron a 3 de la otra fila (la de personas que no están afiliados a la institución) y a 4 de la fila "Diners-Portafolio". Entonces se desocupó una cajera y yo me avalancé. Me dijo "ya la llamo" y le respondí aireada "ajá, ¿para qué sirve esta cola entonces?, han llamado a 4 de aquí y a 3 de allá y nosotros no nos movemos". Repitió, como todos los de atención al cliente, "ya la llamo", pero una persona de "Diners-Portafolio" dijo que me atendieran.

Creo que el tipo dijo que me atendieran no porque yo tuviera la razón, sino porque antes que yo empezara a pelear, hubo una señora que se tiró como 10 minutos discutiendo con la cajera por algo que la empleada no podía solucionar. El man, simplemente, estaba mamado de esperar, por ende, prefirió gritar que me atendieran a seguir esperando.

El tipo habrá dicho "ay, que jartera dos viejas histéricas tan cerca en la cola del banco". Y sí, soy histérica y me da piedra que no atiendan bien. Y me acordé de Jose.

Me fui y duré de malgenio hasta ahora que escribí. Así que voy a inscribir la cuenta para pahar por Internet porque no quiero ir más al banco.

lunes, 12 de julio de 2010

España campeón, pero no fue el mejor fútbol del mundial



Yo no sé de fútbol, sólo me apasiona. Grito malas palabras, me levanto, manoteo y grito... como muchos.

Y porque me gusta, opino, así la opinión no sea bien recibida por otros... por otros que solamente se vieron la final o por otros que realmente sí saben. Todos tenemos derecho a opinar.

Trampa o no, arbitraje vendido o no, hay dos cosas.

La primera, uno no define al campeón solamente porque ganó la final. Fueron siete partidos los que jugó España y sólo los dos últimos valió la pena ver... los otros fueron mediocres y ni hablar de las actuaciones de los jugadores. Me pregunto, como LB, qué le pasó a Alemania en la semifinal. ¡¡¡No sé por qué jugó así!!!

Por el contrario, Holanda, jugando los mismos partidos, metió muchos más goles y llegó invicto a la final. De hecho, el marcador favorito de España durante el mundial fue 1-0, la mínima diferencia.

La segunda cosa que es cierta es que el que gana, gana, fútbol bonito o feo, patadas o actuaciones, España ganó y, en gran parte, por Casillas.

Bien por ellos, pero España no fue el mejor equipo ni mostró el mejor fútbol, pero bueno, son campeones y eso, al final, es lo que vale.

PD: Me encantó el corresponsal, y Shakira y Juanes... También me gustó Uruguay y que Forlán sea el mejor jugador del Mundial. No me gustó que Maradona no supiera manejar a su equipo en términos de estrategia ni táctica, sólo en términos de abrazos y pasión... factores válidos pero que, solos, no hacen ganadores; valga la pena aclarar que si Colombia no va al próximo mundial, sigo con Argentina. Extrañé goles de Mi-Messi y de Tu-Kaka (hablándole a Ferdis) y amé a Tévez, que es más maradoniano que todas las jugadas de Mi-Messi. Me aguanté las patadas, las actuaciones y los malos arbitrajes, porque así es el fútbol, como todo lo humano: lleno de errores. Disfruté la mano de Suárez... me divirtió mucho, la verdad, porque fue algo sin premeditación y me fascinó su celebración cuando Ghana se comió el penalti. Me sorprendió el pulpo oráculo. Odio que se haya acabado el mundial; debería hacerse todos los años. Amo que tenga la posibilidad de ir al campeonato del 2014... ¿se repetirá el Maracanazo?












viernes, 2 de julio de 2010

Un año

Hace un año no escribo... realmente, no puedo caminar y mascar chicle al tiempo.

Pero hoy me dio la gana de abrir esto porque pasó algo que me hizo sentir mal... me monté en un bus, como siempre, porque así esté el carro ahí abajo parqueado empolvándose, me da culillo cogerlo. En nuestro criticado medio de transporte estaba el "conversador de turno", un reciclador contando su historia y me conmovió. La verdad, no sé si su historia era verdaderamente triste o ya estoy vieja y me conmuevo más fácilmente. Los que me conocen saben que no soy de las que da monedas por ahí.

"Este es mi hijo", decía mientras mostraba el carné del colegio de su primogénito, "nunca he tenido que pagar matrículas porque le va muy bien y lo becan. Por él estoy aquí montado, pidiendo, porque prefiero mendigar a robar... soy reciclador y la gente me ve de arriba a abajo", sentenció, mientras me puse a pensar en cuántas veces he auscultado a los muchos recicladores que caminan por mi barrio, aquí en Galerías, "pero eso es problema de ellos. Puede que no me bañe, que sea feo, pero no robo a nadie.

"Trabajo metiendo las manos en la basura, y estaba yo por allá en la 170 con autopista norte y esos desgraciados de la policía cogieron mi carro y tuve que ver cómo le prendían fuego, así, de la nada, porque lo ven a uno como una porquería, como un desechable, y desechable no es nadie, ni el que vive en la calle, porque todos somos iguales. Me llevaron a la UPJ, allá también llevan a las mujeres... y hasta hoy salí, sin tener con qué trabajar, pero yo no puedo dejar que mi hijo pase hambre".

Siguió hablando, pero me entretuve buscando algunas monedas en mi billetera, que últimamente debería llamarse "papelera", pues carga más papeles que billetes... ¡ah! es que ni el nombre de "monedera" se merece... pero ahí aparecieron unas cuantas monedas que le di.

Cuando el reciclador me había dado la espalda, sentí que una señora gritó "no más", y siguió entre dientes "ya nos contó todo, ya le escuchamos... cállese...".

Ahí casi que empiezo a gritar, pero esta ciudad me ha enseñado que es mejor callar, pues nunca sabes qué loco te toca... la tolerancia no es la mayor virtud de las personas de la capital. Suspiré hondo y me hice la desentendida.

El reciclador no dijo nada, siguió recogiendo las monedas que la gente le daba, ignorando sabiamente a la señora. Unas cuadras más adelante, él retomó la palabra, "el problema de la maldita sociedad es que no entiende que todos somos iguales. No me dejan trabajar, por eso estoy aquí..." y siguió otro tanto.

Cuando se estaba bajando, la señora intolerante volvió a escupir "ya, bájese, ya le oímos lo suficiente".

Me llegó el turno a mí de bajarme y aún aquí, varias horas después del episodio, no sé qué me hace sentir peor: la desigualdad social, la intolerancia, el abuso del poder, el desempleo... o mi silencio ante las palabras violentas de esa mujer.

Hoy no hay foto... no hay foto que muestre lo que siento.

jueves, 23 de julio de 2009

27 - Estoy de acuerdo con la piratería

Crédito: http://www.sxc.hu/ Por: RAWKU5




He estado pendiente de toda la campaña de productores de cine colombiano: 6.990 pesos por DVD original de 10 cintas, entre ellas Paraíso Travel, Muertos de Risa, Bluff… mejor dicho, para todos los gustos.
Me parece perfecto.
No sé cuánto estén perdiendo o ganando con eso, pero considero que es la manera en que las películas originales pueden llegarle a la gente.
Sin embargo, quiero decir que estoy de acuerdo con la piratería de libros y películas. Más aún en un país de pobres. Como decía una profesora mía de filosofía: “es la manera en que los pobres pueden leer, ver películas, entretenerse e instruirse”.
Este es un país pobre donde menos del 10 por ciento de la población gana más de dos salarios mínimos.
Es un país en que las personas no van a gastarse 50.000 pesos en una película original. Con ese dinero se compra un mercado semanal, se paga el teléfono, cinco meses de gas, un kilo de carne…
No voy a obviar que con la piratería muchos empresarios pierden dinero, pero en un país de ingresos bajos como este, creo que es complicado considerar que la venta de películas y libros dé las ganancias que puede dar en otros lugares.
Por eso estoy de acuerdo con la piratería.
Hay que tener en cuenta que no soy productora de películas.
Sólo puedo pensar que con 50.000 pesos es posible adquirir 25 DVD de buena calidad.

Entrada corta porque sólo era un pensamiento.

miércoles, 8 de julio de 2009

26 – De Cafeta en Bogotá

¿Seremos capaces de pensar por nuestra cuenta?
¿Seremos capaces de pensar? - Crédito, de ésta y todas las fotos: Pepe Caracas

Si hay algo que me gusta es la música y las buenas guitarras.

Y con todo lo que me gustó Fito y Muse, luego del concierto de Café Tacvba sólo puedo decir que es el mejor espectáculo en que he estado… bueno, falta el de Depeche Mode.

Cosme, Emanuel, Joselo y Quique saben cómo dar un espectáculo. Fueron 3 horas de baile, canto y grito, cuando un concierto en promedio dura 2 horas. Tal como ellos dijeron, el concierto era la decimoquinta parte de la fiesta de sus 20 años.

Cuando salió Rita Catalegua y se sentó ahí cerca, a 3 metros de mí, mechudo como nunca, con su guitarra, empecé a gritar el famoso “uuuuuuuu” de porrista.






Y se prendió la cosa… El borrego, No controles, Alármala de Tos, Rarotonga, fueron las primeras, y los espectadores saltábamos al unísono, unidos en un solo grito caluroso en el Palacio de los Deportes.

Es rock, es folclor, es electrónica, es bolerto-salsa; es guitarra-bajo-batería, jarana y violín.

Luego nos fueron tranquilizando, con María, con Eres, donde reconfirmé que Emanuel es un ente más allá de la realidad, que baila y canta a su propio ritmo. Muy parecido a Dave Grohl de Foo Fighters, ¿no?





Y los hermanos Quique y Joselo, cada uno a la esquina del escenario, se mostraban similares y distintos, cantaban, coreaban y movían sus cuerpos como la música les iba indicando.

- ¿Quieren más? -gritaba Cosme
- “Síiiiiiiiiiii”… -respondíamos todos
- Ustedes pagaron boleta, no estadía -
(Risas)


Las Flores, El Baile y el Salón, El Fin de la Infancia…





Cuando me senté sola a las 2:45 de la tarde a hacer la fila no pensé que me encontraría con algo así. No estoy acostumbrada a conciertos de 3 horas. Al frente de Cafeta pude ver cómo cada uno de ellos es un espectáculo por sí solo. No importa hacia dónde mirara, había un movimiento, un giro, un grito, una mirada que me encantaba. Una magia que me envolvía y yo no hacía más que sonreír… no lo podría evitar.

Cuando vi a los 4 haciendo el baile de Déjate Caer o el final de El Puñal y el Corazón, me di cuenta que por eso han estado 20 años juntos. Porque juntos son Cafeta y hacen música que hace vibrar.





Siguieron y siguieron de tal manera que hoy, cinco días después, aún me duelen las pantorrillas de tanto saltar.

- Llegó el momento de las complacencias -gritó Rita sudado, ya con una trenza en su oscuro pelo -¿Qué quieren?
Todos gritábamos: Ingrata, Trópico, El ciclón, Chilanga Banda…
- No les entiendo ni madres -
(Risas)






Y sólo por eso, por complacencia, nos regalaron La Locomotora, Chilanga, Ingrata y Chica Banda… y en medio de esta última, El Ciclón… yo ya sentía que eran los 120.000 pesos mejor pagados de mi vida.

¿Seremos capaces de pensar por nuestra cuenta?
¿Seremos capaces de pensar?






A las 10:30 de la noche salimos del Palacio y casi nos tenemos que ir a pie hasta la casa.

Dejo fotos… luego subo videos.



jueves, 2 de julio de 2009

25 – De las últimas imágenes de Michael Jackson… y su muerte

Esta foto es como Michael, espectacular, pero misteriosa www.poplife.biz

Esta entrada del blog en la mañana se llamaba “Del hecho que lo mejor que pudo pasarle a Michael fue morirse antes de los 50 conciertos en Londres”. Pero hoy en la tarde CNN emitió las últimas imágenes de Michael Jackson, donde lo vemos bailando y cantando como siempre, durante los ensayos de los espectáculos que daría en la capital inglesa.


Imponente. Esa es la palabra. Estas imágenes me erizaron la piel y me hacen pensar que el mundo se perdió un gran espectáculo. En la mañana había escrito que, “así me duela muchísimo que él se haya muerto y no lo haya podido ver en vivo, es mejor que se fuera de este mundo antes de esos 50 conciertos en Londres. ¡Ni él sabía a lo que se estaba enfrentando al firmar esos contratos! De hecho, creía que eran 10. Su cuerpo no lo hubiera soportado y sus presentaciones habrían sido un fiasco. La situación habría sido muy similar a lo que le pasó a Britney cuando volvió a los escenarios con “Gimme more” en los MTV Video Music Awards en el 2007. Pero Britney es joven y tendría más oportunidades… MJ, no”.

Estaba equivocada.

Pero lo cierto es que hoy, una semana después del acontecimiento, con CNN o no, asimilé que el Rey había muerto. Todos los días oigo en la radio o leo en la prensa algo nuevo de él y creo que en este caso no se cumple el consabido “descansa en paz”.
Se me dio por ver algunos videos de él y luego de concentrarme en el de “Remember the time”, con Eddie Murphy, pienso que más perfección en baile, canto y actitud no podrá existir jamás de nuevo sobre la tierra.


No me gusta que después de muerto empiecen a sacar intimidades y cosas oscuras de un hombre solitario, triste, perfeccionista, que sólo encontró, como persona, algo de cariño y aceptación entre los niños.
MJ vendió más discos que Elvis, que Sinatra y que los Stones y su manera de bailar y cantar son únicas.
Mi amiga Diani pensaba en Facebook, el día que Jacko se fue, que creía que él se había muerto hace años. Pero, ¿saben quién mató a MJ? El condenado Jordan Chandler, quien en 1994, siendo un menor de edad, dijo que el rey del pop había abusado sexualmente de él. Ahora, muerto el cantante, Chandler se retracta de eso y afirma que lo hizo por presiones de su padre.
Que Michael estaba “tocado”, sin duda alguna: tal como decían, era odiado por los negros y rechazado por los blancos. Cosas como su cambio de color, la cantidad de cirugías, sus escándalos y un largo etcétera, comprueban que no estaba del todo bien de la cabeza. Algunas de sus frases célebres nos muestran su soledad:

“A veces llego a casa y me pongo a llorar”

“Es tan difícil hacer amigos”.

No importa. ¿Quién soy yo para juzgar? Simplemente, no podía dejar de escribir de él. MJ estuvo en el Rock and Roll Hall of Fame dos veces, ganó 13 premios Grammy y puso 13 canciones número 1 en los listados más importantes del mundo.
Aún hay más, pues rompió Guinness Records varias veces: en 1989, cuando 504.000 personas asistieron a siete shows completamente vendidos en el Wembley Stadium de Inglaterra; su canción “You are not alone” es la única que ha debutado en el listado de Billboard como la número 1; en el año 2000 rompió record como el artista que más había apoyado fundaciones de caridad (39); el video de “Thriller” fue catalogado como el video más exitoso por el Guinness World Records; 8 de sus 10 discos están entre los más vendidos… la cosa sigue.

Fue un activista: no sólo invitaba a los niños a sus espectáculos, sino que las ganancias de la famosa “We are the World”, canción que hizo de la mano con Lionel Richie, fueron a beneficiar a la infancia africana. Fundó la organización Heal the World. Su casa, Neverland, estaba abierta, de forma gratuita, para niños con enfermedades mortales o para aquellos que vivían en orfanatos.

En sus canciones, también se vio su preocupación en torno a la sociedad, la pobreza, el medio ambiente. They don't care about us, Scream, Earth Song, We are the World, Heal the World, The lost children… Bueno, y en su testamento dejó la tercera parte de su patrimonio a organizaciones benéficas.

Michael, como todo humano, tenía cosas buenas y malas. Pero las malas ocupaban titulares en todos los periódicos por ser tan famoso. Y bueno, hay que preguntarse, de las cosas realmente malas, ¿fue culpable?

Michael nos dio música 30 años.

Michael, como todas las leyendas, vivirá por siempre.

martes, 30 de junio de 2009

24 - Del hecho que hay homosexuales y que “hay que superarlo”-Celebrando el día del orgullo gay


Hay algo que no soporto: la intransigencia. Y eso es lo que vi en un cartel durante la decimotercera marcha que se celebró en Bogotá por el Orgullo Gay. Palabras más, palabras menos, la pancarta, ubicada al frente del Planetario y custodiada por antimotines, decía, “por nuestras familias, por nuestros hijos, no más tolerancia con lo antinatural”.
El concepto de antinatural me perturba. Pero no quiero entrar en discusiones sobre ese término, ni de lo que me produjo (indignación) cuando lo leí; quiero describir, contar, sentir, lo bueno de la marcha.
Fue pacífica, fue colorida, fue musical. De hecho, la banda sonora de esta entrada es música de Lady Ga Ga, Gloria Trevi, Britney Spears y Christina Aguilera. Y los colores son los del arco iris.

La gente iba bailando, hablando, riéndose, tomando (aunque los soldaditos bachilleres quitaban las botellas de aguardiente que ilegalmente vendían por ahí). Yo caminaba mientras me movía al ritmo de la música de la carroza de Theatron y observaba. Ay, porque ¡cómo me gusta la música electrónica!
Observé los disfraces, las plumas, los globos y sentí que era una celebración. Me di cuenta que la pancarta intransigente me demostraba que Bogotá le brinda un espacio a todos: en medio de la marcha por el Orgullo Gay estaban los antimotines cuidando a los 10 que no estaban de acuerdo con el asunto. Pero los antimotines no tuvieron que trabajar, pues los gays ni voltearon a mirar a los opositores y los que sí les pararon bolas, fue para tomarse una foto con el póster de fondo. Habrán pensando que era algo para recordar: todavía hay gente que no “supera” que hay lesbianas, gays, bisexuales, transgeneristas e intersexuales.
Me encanta la diversidad y me encanta que también hubo un cartel que rezaba “tengo bien puestos los cojones; y los tacones también”. Es ahí cuando empiezo a escuchar:

Tú me hiciste sentir que no valía
y mis lágrimas cayeron a tus pies
me miraba en el espejo y no me hallaba
yo era sólo lo que tú querías ver


Y con todas las analogías, porque esta canción nos cae a todos, la Gloria Trevi de la carroza de Theatron empieza a gritar, y todos nosotros también:

Y me solté el cabello, me vestí de reina
me puse tacones, me pinté y era bella
y caminé hacia la puerta, te escuché gritarme
pero tus cadenas ya no pueden pararme
y miré la noche y ya no era oscura, era de lentejuelas


Luego de caminar unas cuantas cuadras más entre el mar de colores, me fascinó, en el sentido más literal de la palabra, un vendedor ambulante que vendía “sánduches lesbianos”. Me pregunto, cuáles eran sus ingredientes…

Es una lucha larga que apenas comienza. Con la película Milk, en la que Sean Penn se ganó el Oscar a mejor actor, pudimos conocer algo de la historia de esta batalla. Es una lucha en que Colombia, poco a poco, al menos en términos legales, va caminando bien.
Desde 2007, nuestro país reconoce derechos económicos y patrimoniales en parejas del mismo sexo, así como autoriza las afiliaciones a seguridad social de uniones homosexuales que coticen a sistemas de salud o pensiones.
La cosa no queda ahí: en enero de este año la Corte Constitucional decidió amparar, de manera integral, los derechos de las parejas gays. ¿Qué busca esto? Igualdad, dignidad humana y solidaridad. Cerca de 42 normas fueron revisadas y modificadas. Para leer más de esto, visiten http://www.elespectador.com/node/112674

Estos hechos hacen de Colombia un país “adelantado” en legislatura concerniente a la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) y nos pone a la par de países como España, Bélgica, Canadá, Noruega y Holanda.
Pero si nos salimos de las leyes, la cosa no es tan moderna. Aún hay personas que discriminan, hacen pasar un mal rato e, incluso, amenazan, maltratan y golpean, a los gays. No hay estadísticas al respecto, o yo no las encontré, pero hojeando noticias, escuchando historias y leyendo blogs me he dado cuenta que aún estamos lejos de una verdadera igualdad. Por eso hoy, como una persona que reconoce la diversidad, solo quiero decir: “Some people are gay. Get over it!” (Algunas personas son gays. ¡Supéralo!)

¿Por qué irse en contra de ellos? Si hay gente que no los acepta, no los comparte, no los soporta, ¿es la violencia la solución? No. Todavía me parece increíble que siga creciendo el número de líderes homosexuales asesinados, entre ellos, Álvaro Miguel Rivera Linares, uno de los fundadores del sector LGBT del Polo Democrático Alternativo que perdió la vida en Cali el pasado mes de marzo.
No concibo cómo hay adultos que son homofóbicos e inculcan intolerancia y violencia hacia los homosexuales. ¿No se dan cuenta que alguno de sus hijos puede ser víctima de ese comportamiento?

Es por esto que me uní a esta marcha, porque así haya visto gente observando el desfile como el recorrido de un gran circo o freak-show, es la forma de ir creando consciencia que todos somos diferentes.
Estas manifestaciones sirven: vi padres con sus hijos presenciando la caminata; vi una loca/gamina de la calle bailando música electrónica sin gesto de asco ni desconfianza frente a los gays que pasaban frente a sus ojos; vi albañiles aplaudiendo mientras los transgeneristas se tomaban fotos con los que quisieran; vi parejas heterosexuales acompañando a sus amigos homosexuales caminar por las calles y mostrar sin miedo lo que son.
Sé que la gente en contra de la comunidad LGBT se pregunta ¿por qué una marcha del orgullo gay? ¿De qué están orgullosos? ¿Acaso los heterosexuales hacemos marchas y decimos qué tan orgullosos nos sentimos? Claro que no, porque ser heterosexual es “normal” (y lo escribo entre comillas porque así como pongo en entredicho la palabra “antinatural”, dudo del concepto de “normal”) y no existe un solo país del mundo donde serlo sea un delito. Sin embargo, ser gay es, en muchos países, algo ilegal y castigado por la ley.

En África, en la mayoría de los países es considerado ilegal ser homosexual. Si se demuestra que una persona es gay, puede ir a la cárcel hasta por 14 años, como es el caso de Gambia. Puede ser peor, en Sudán, Nigeria y Mauritania puede aplicar pena de muerte. Hay cosas curiosas: en algunos lugares aceptan la homosexualidad femenina, como el caso de Zimbawe.
En Asia la situación es similar: pena de muerte en Arabia Saudita, Yemen, entre otros. Se repite el hecho que en algunas naciones es legal la homosexualidad femenina, como Singapur. Hay otros países con mejores normas.
En América Latina, Brasil y Colombia son los países con leyes más tolerantes: aceptan la unión libre, los gays pueden prestar el servicio militar y existen normas anti-discriminación.
Países de Europa aceptan las relaciones homosexuales y existen leyes que prohíben el rechazo a la comunidad LGBT. Sin embargo, muchos de ellos aún no admiten el matrimonio como tal.
Canadá, Noruega, Suecia, Holanda, España y Suráfrica son ejemplo en materia de igualdad en la comunidad LGBT: son reconocidos los matrimonios entre personas del mismo sexo (con todos los beneficios legales del caso); las parejas homosexuales pueden adoptar y existen leyes anti-discriminatorias.


En últimas, esta marcha es por la dignidad y no por el orgullo.

Año tras año este “parade” contará con más personas. Espero que ese crecimiento sea directamente proporcional al nivel de tolerancia y de aceptación que todos tengamos frente a la comunidad LGBT y, algún día, todos podamos ser iguales en términos reales, no sólo legales.